El panadero de Fusiona

Gonzalo recibiendo un diploma por participar en el curso La (Re)volución del Pan, con el destacado panadero catalán Jordi Morera.

Todos comemos pan con frecuencia -de hecho es uno de los alimentos centrales en la dieta de los chilenos- pero la mayoría de nosotros pone poco o nada de atención a su proceso de elaboración o se pregunta cuáles fueron los ingredientes que se utilizaron en su preparación. Gonzalo Muñoz, periodista y coordinador de cuentas del equipo de mantención Movistar, es la excepción a esta regla. De un tiempo a esta parte su interés por los temas alimenticios lo llevó a descubrir una verdadera pasión por la cocina sana y especialmente por el arte de la elaboración de masas y panes. Podríamos decir que hoy Gonzalo es el panadero oficial de Fusiona.

Pero lo que partió como una simple afición se ha transformado también en un negocio. Y uno que crece rápidamente. “La primera vez traje seis panes a la oficina y hoy vendo en promedio 15. En total, entre mi mujer y yo, vendemos alrededor de cincuenta panes a la semana”, nos cuenta. Todo esto ha sido parte de un proceso de experimentación asociado a una dieta que realizó hace un año y que lo hizo bajar cerca de 28 kilos. “En ese momento empecé a cuestionarme sobre la alimentación que quería llevar y cómo iba a resolver el tema de mi pasión por las masas”, comenta.

Comenzó leyendo libros sobre alimentación, sobre agricultura y biología, entendiendo el rol que juegan enzimas y bacterias en la elaboración de la comida que probamos todos los días. Luego el paso natural fue comprar un horno y empezar a probar nuevas preparaciones. Hoy ya tiene más de doce recetas que maneja a la perfección y que son la delicia de sus clientes. ¿Cuáles son las favoritas del público? “El pan integral con semillas es probablemente el más vendido, luego vienen los que se usan para el causeo, como el pan con ajo, con aceitunas o alcaparras”.

Gonzalo describe su experiencia como un gran viaje de descubrimiento personal. “Ya estoy muy viejo para creer que me las sé todas, soy consciente de lo que ignoro. Ahora siento que estoy conociendo un lenguaje completamente nuevo. Ha sido muy satisfactorio entrar en este mundo, aprender a hacer cosas por mi mismo, conectarme con el entorno a partir de las preparaciones que hago cada semana”. El plan de Gonzalo es seguir creciendo como cocinero, continuar experimentando con los procesos de fermentación para hacer cervezas y quesos, preparar conservas e incluso otras recetas más complejas. El objetivo final sería tener un emporio donde se puedan vender todos sus productos.

¿Algún mensaje final para sus colegas? “Estoy súper agradecido de los compañeros que me han comprado, de aquellos que se han convertido en clientes frecuentes, a los que me hacen comentarios. Ellos me han estimulado a seguir, a perseverar en este tema que se ha convertido en mi pasión”. De parte de todos quienes hoy somos sus compradores, le deseamos toda la suerte a Gonzalo y esperamos seguir disfrutando de sus exquisitas preparaciones por mucho tiempo más.

Deja un comentario